Le invitamos a descubrirse de nuevo.

Rústica y lujosa, misteriosa y apacible. La Posada Ingapirca funciona a tan solo trescientos metros del complejo arqueológico más importante del Ecuador. El establecimiento ofrece instalaciones y servicios de primera categoría y, al mismo tiempo, es fiel al entorno que lo acoge. Hospedarse en la Posada es revivir la comunión con la montaña en la que habitaban incas y cañaris hace quinientos años. A su vez, podrá alcanzar la armonía que solo puede ofrecer el contacto íntimo con la naturaleza. Conozca más.

posada-nosotros-02

Nos hemos esforzado porque cada huésped se sienta a gusto en cada una de nuestras habitaciones: todas cuentan con calefacción, duchas de agua caliente, colchones de lujo y acabados de primera. Mire nuestras opciones aquí.

1-1-2-199

posada-ingapirca-08

Prepárese para viajar en el tiempo.

Ingapirca fue el máximo aposento inca en Ecuador y también fue la capital de los cañaris. Durante el recorrido admirará su técnica extraordinaria en la agricultura y la ingeniería, pero más que eso, verá al mundo con ojos distintos, con otra relación hacia la naturaleza y hacia su propio espíritu. Es el Machu Picchu ecuatoriano, y propone una vistazo similar -con vistas distintas- al legado de una de las civilizaciones más importantes de la humanidad.
Conozca más sobre Ingapirca aquí.


A más de Ingapirca, los alrededores de nuestra Posada ofrecen aventuras para cualquier tipo de explorador. Ofrecemos traslados a la estación en tren de Alausí y caminatas hacia Culebrillas. Le será difícil olvidarse de estas experiencias.


Tomamos el legado gastronómico de nuestros ancestros y lo transformamos con técnicas modernas. Tenemos los mismos estándares de El Jardín, uno de los restaurantes cuencanos gourmet por excelencia. Consulte nuestra carta aquí.


hvictoria-publicidad